InicioDeportes“Sería muy bonito emular lo que hizo el Alicante CF pero no es nada fácil”

“Sería muy bonito emular lo que hizo el Alicante CF pero no es nada fácil”

Hablar de Ricardo Cavas es hablar de fútbol. El actual director deportivo deportivo del CFI Alicante colgó las botas hace dos temporadas y ahora intenta que el CFI Alicante de un paso más en busca de su objetivo. Más de 200 partidos en el fútbol profesional avalan a un hombre que todavía mantiene intactas las ganas de vestirse de corto cada fin de semana.

¿Cómo surgió su pasión por este deporte?

En el colegio, como todos los niños. Aunque yo empecé a jugar muy tarde. Antes no habían tantos equipos como ahora, que en cada barrio hay por lo menos un club. Empecé a jugar en el equipo de un colegio de Cáceres. A partir de ahí empezó todo.

¿Qué recuerda de aquellos pasos hasta llegar al Zaragoza B?, club con el que debutó en categoría senior

Yo era un juvenil de Preferente. Un buen día, el entrenador del primer equipo llamó a mi casa para que fuera a jugar con ellos. Subí y empecé a jugar marcando al mejor jugador del equipo rival. Así empezó todo. Llegué a Tercera División con 16 años, luego fui a realizar una prueba a Zaragoza y allí me quedé.

¿Cree que ha cambiado el proceso de llegar a la élite para un jugador joven en estos últimos veinte años?

Sigue siendo igual de duro y difícil, pero hay una ventaja. Ahora el fútbol está en la mente de todos, y creo que es más sencillo que alguien aprecie el talento de un chico joven. La dificultad es la misma, o superior, pero también hay más oportunidades.

Retomando su travesía futbolística, poco después de Zaragoza aterriza en Logroño. En ese Logroñés, un joven Ricardo Cavas asoma la cabeza en la Primera División…

Ese año pasé de Tercera División a Primera en cuatro meses. Hay que tener suerte y estar en el sitio. Fue una lástima porque tanto Logroñés como el filial descendieron pero para mi supuso un sueño debutar en Primera División. Es a lo que todo futbolista aspira.

Una vez se asienta en el Logroñés, disputando cuatro temporada en Segunda, ¿llega el periodo de maduración de Ricardo Cavas como futbolista profesional?

Pasé de ser amateur a profesional en muy poco tiempo. En esas temporadas jugué bastante. Fue una pena la situación que atravesaba el club. Los problemas económicos nos llevaron al descenso y, más tarde, a la desaparición.

Tras Badajoz, Ricardo Cavas vuelve a la máxima categoría. Esta vez en el Espanyol…

Cuando llegué me pudo la presión, lo pasé bastante mal. Un día me desperté y cambié el chip. Sí estaba allí es porque era tan bueno como cualquiera de ellos. En esa plantilla estaba Tamudo, por ejemplo. A partir de ese día cogí confianza.

Gracias a esa confianza anotó su primer gol en Primera División, ¿Qué recuerdo tiene?

Primer y único gol en Primera. Estábamos cerca de Europa y jugábamos en San Mamés. Cogí la pelota en el centro del campo y tiré hacia delante. De repente, me planté en el borde del área, chuté y la metí.

Cuando llega al Alicante, disfrutó una gran situación en lo deportivo pero no tan buena en el plano institucional, ¿Cómo se viven esos momentos dentro del vestuario?

Llegué a Alicante después de pasar por el Rayo. Fui de los últimos en firmar. Me encontré un club espectacular. Trabajaban tres personas dentro del club y era un equipo modélico. Me acuerdo de Javi, un chico de Elche que lo gestionaba absolutamente todo. Desgraciadamente, cuando se consiguió lo que el club anhelaba, todo se estropeó de una forma que yo no sé. No tengo ni idea. Fue una pena la verdad.

Los siguientes años continúa en la provincia en diversos clubes, y hasta el día de hoy. ¿Ricardo Cavas se convierte en hijo adoptivo de Alicante?

Claro que sí. Llegué a Novelda y me trataron muy bien. Allí me pasó de todo, pero me han tratado fenomenal. Esa etapa me sirvió mucho para mi trabajo actual. Por lo menos para saber qué es lo que no quiero en un club.

No mucho tiempo después de su retirada vuelve a primera línea como director deportivo, ¿Qué labor se disfruta más?

Ojalá me diera para jugar. Me han dado la oportunidad de hacer crecer al club desde mi parcela y en ello estamos. Hemos hecho un equipo para intentar conseguir el objetivo este año y que se formen con nosotros jugadores jóvenes.

¿Qué le supondría alcanzar con el CFI Alicante las divisiones en las que se encontraba el extinto Alicante CF?

Sería muy bonito pero es complicado. Empezar de cero y llegar a esos niveles no es nada fácil. Evidentemente hay que pasar por todas las etapas, y cada se va complicando más. Esta temporada estamos en una categoría que quizás la gente no la ve muy allá pero es una división fuerte. Estamos trabajando para dar un pasito más.

Para finalizar, ¿Con qué jugador y entrenador que haya coincidido en su carrera se queda Ricardo Cavas?

Siempre he sido muy friki del fútbol y me cuesta elegir. Llegué a coincidir con Rubén Sosa, que fue un grandísimo futbolista uruguayo. Como entrenador Antonio Díaz. Es un señor de Huesca, que conocí cuando tenía 16 años. Él era un entrenador joven, como podría ser ahora Carrasco -actual entrenador del CFI Alicante- y cuando llegó no sólo me trató como a uno más, sino que me puso por encima de muchos otros. Siempre le estaré agradecido.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies