InicioDeportesPedro Ferrándiz: “Vi la luz con el baloncesto igual que San Pablo con la religión”

Pedro Ferrándiz: “Vi la luz con el baloncesto igual que San Pablo con la religión”

Pedro Ferrándiz (20-11-1928, Alicante) es el entrenador pionero y más laureado del baloncesto español al ganar 4 Copas de Europa, 12 Ligas y 11 Copas con el Real Madrid. Cambió la historia del deporte de la canasta y sus innumerables récords han traspasado las  fronteras del baloncesto y del territorio nacional, la Gran Cruz de la Real Orden del Mérito Deportivo y ser miembro del Salón de la Fama Americano del baloncesto son dos buenos ejemplos. Se siente muy querido en Alicante y además Pedro está de enhorabuena celebrando su 90 aniversario. MÁS Alicante no podía faltar a la cita y le hemos dado este pequeño regalo a la leyenda alicantina.

AF: Dice que su amor por el baloncesto fue el mismo que el que  tuvo San Pablo por la religión. ¿Vio la luz al ver por primera vez un partido?

PF: Yo descubrí el baloncesto un domingo paseando por la Rambla. Entré en un cine descubierto y allí se jugaba un partido de baloncesto. Fue un gran descubrimiento para mí que me marcó para toda mi vida. Yo estaba sobre todo jugando al fútbol. Pero aquello fue como la caída de San Pablo en el camino de Damasco, vi la luz.

AF: ¿Qué le enamoró del baloncesto?

PF: Todo. Me encantó la plasticidad, la elegancia, el juego en sí mismo, lo que era meter por un aro algo tan difícil.

AF: Después de criarse y vivir en Alicante se va a la aventura (con 2.000 pesetas)  a Madrid donde trabaja de mecanógrafo. ¿Por qué toma esa decisión?

PF: Ya me hice entrenador en Alicante, estuve en el Frente de Juventudes y  en Montemar. Pero vi que Alicante se me quedaba pequeña y decido irme a Madrid a la aventura. Me voy con 2.000 pesetas que me presta Pepito Llopis. Y antes de ejercer como entrenador, empecé trabajando de mecanógrafo en la Obra Sindical.

AF: ¿Y cómo consigue Raimundo Saporta ficharle para organizar el torneo de infantiles del Real Madrid?

PF: Ya sabía que podría presentarme en el Real Madrid, pero sin ningún tipo de empleo. Me designaron para organizar torneos, pero ese mismo año se marchó  el entrenador de los infantiles y juveniles, y Saporta me preguntó si era entrenador y le dije que sí. Entonces me dio los equipos, quedamos campeones de Castilla y España con los equipos. Así empezó mi aventura en el Real Madrid.

AF: En el año 1959, dio el gran salto recalando en el primer equipo. ¿Le impuso la oferta en un primer momento o ya estaba mentalizado?

PF: No, mi aspiración naturalmente era entrenar al primer equipo porque yo había entrenado al filial (el Hesperia) y mi vida prácticamente se desarrollaba en el feudo del Real Madrid.

AF: Usted fue pionero en descubrir no sólo jugadores americanos sino también españoles porque en aquella época los jugadores más habituales en España eran puertorriqueños. ¿Cómo consiguió fichar a una  estrella nacional Emiliano Rodríguez?

PF: Yo fiché a Emiliano porque era uno de los mejores jugadores españoles, me gustaba mucho y fui a por él. Hablamos por teléfono, quedamos en Barcelona y  fichó por el Madrid.

AF: Y luego lo más asombroso fue traer a jugadores americanos. El caso más llamativo fue el de Clifford Luyk en el que logró convencer al presidente de los New York Knicks. Este hecho era insólito antes y casi imposible hoy, ¿no?

PF: Ahora sería imposible porque primero hay que pasar por los agentes. Yo fui invitado a ver un partido entre lo New York Knicks y los Boston Celtics por el presidente de los Knicks en el Madison Square Garden. Allí, en el descanso vi calentar a  Luyk, le dije al presidente de los Knicks  si me lo prestaba durante un año,  aceptó y el año de Luyk se convirtió en toda una vida en el Real  Madrid. Le gustó España, decidió quedarse y además se casó con Miss Europa (risas).

“Alicante se me quedaba pequeña. Decidí irme con 2.000 pesetas a Madrid. Antes de fichar por el Real Madrid empecé  trabajando como mecanógrafo”

AF: Otras de las cosas en las que fue pionero fue en el sistema de juego. Introdujo dos pívots y creó la figura del tráiler en el contraataque. Su llegada  fue  como la de Pablo Laso. Potenció  un juego muy rápido, de muchos puntos y espectacular, ¿no?

PF: Esa fue la clave porque en España se jugaba lento y por eso se producían tan pocos puntos. Nosotros lo cambiamos y el éxito duró mucho tiempo porque los equipos tardaron mucho en reaccionar.

AF: Pero es muy complicado jugar a ese ritmo teniendo una  plantilla más corta que las de ahora. ¿Tiene más mérito, no?

PF: Claro y además, los equipos españoles entrenaban dos o tres días a la semana mientras que nosotros entrenábamos todos los días. Aunque no se ganase mucho dinero, yo consideraba que había que actuar como profesionales y eso hice desde mi llegada.

AF: Usted tiene  fama de estricto Emiliano comentó que usted prohibió a los jugadores beber una copa de vino en las comidas. ¿Eso es verdad?

PF: Eso no sé dónde ha salido porque si algo autoricé fue el beber vino en una botella para cuatro jugadores (risas), lo que sí prohibí fue beber Coca-Cola en las comidas.

AF: Antes de ganar la primera Copa de Europa, usted inventó la famosa autocanasta en 1962 con el Varese. ¿Se le ocurrió en el momento o lo tenía planeado?

PF: Eso lo tenía muy estudiado y precisamente en el mismo día del partido, en la reunión previa con los jugadores les anuncié que se podría producir esa circunstancia y en ese mismo día se produjo. Eso tuvo una tremenda resonancia en toda Europa y la FIBA cambió las reglas para prohibir ese tipo de jugadas.

AF: Usted ha conseguido 27 de los 87 títulos del Real Madrid. Pero, además muchos récords como 7 Ligas consecutivas, 61 triunfos seguidos, 3 años y 3 meses sin perder (88 partidos). ¿Cuál fue su receta para alcanzar estas cifras?

PF: Ahora hay bastantes que siguen la receta (risas), antes éramos nosotros solos. Pues el secreto era la absoluta dedicación, 24 horas con el baloncesto.

AF: ¿Qué piensa de la gente que pueda menospreciar sus títulosdiciendo que en su época había menos competencia y partidos, y era más fácil que ahora?

PF: Eso es una forma de hablar porque en aquellos momentos ganar a  los campeones de Rusia, Yugoslavia y Checoslovaquia eso era imposible en Europa y nosotros lo hicimos. Es como si el Real Madrid ganase a un equipo de la NBA.

AF: De los muchos premios y distinciones que tiene, ¿cuál es que más ilusión le ha hecho?

PF: Cada uno es una gran satisfacción.  Ser socio de honor del Real Madrid es una de las mejores cosas que me ha sucedido. Además, yo tengo la máxima distinción del deporte español que es la Gran Cruz de la Real Orden del Mérito Deportivo que da el título de Excelentísimo Señor. Otro fue el Collar de la Orden Olímpica que me entregó Samaranch. Han sido tantos y el último me lo van  a dar el día 13 de diciembre el Real Madrid en su partido de Euroliga frente al Barça

“Alicante se ha portado maravillosamente conmigo”

AF: Volviendo al Real Madrid, ha dicho que hacía 20 años que no veía ningún partido porque le aburría, pero con la llegada de Pablo Laso que ha recuperado la ilusión. Precisamente comparan mucho su Madrid con el del actual entrenador blanco

PF: No puedo compararlos, tenemos muchas similitudes, pero Pablo tiene muchísimo mérito. Yo lo que comparo es que ha sabido imprimir la misma filosofía que yo tenía y eso lo reconozco inmediatamente.

AF: Pero Laso ha cambiado la historia reciente del Madrid igual que usted lo hizo…

PF:Lo que es seguro es que va camino de igualarme.

AF: ¿Le gustaría que le superase?

PF: Claro que sí, los récords están para ser superados. Ahora el baloncesto en el Real  Madrid está muy bien estabilizado y organizado.

AF: En un partido, ¿quién ganaría?

PF: En aquella época el mío y en esta el de Laso.

AF: En cuanto a Alicante, usted tiene muchas distinciones. El cambio del nombre del antiguo pabellón Centro de Tecnificación al Pedro Ferrándiz en 2014, premio de la Diputación. ¿Se siente reconocido?

PF: Por supuesto. Soy archireconocido y archiagradecido. Alicante se ha portado conmigo maravillosamente, especialmente el alcalde Echávarri. Yo estoy muy agradecido porque voy por la calle en Alicante y la gente de todas las edades me saluda.

AF: ¿Le gustaría ver de nuevo al Lucentum en la ACB, no?

PF: Sí, me encantaría y Alicante lo necesita porque está escaso de deporte de máximo nivel.

AF: A nivel personal, de los mucho que ha entrenado., ¿con cuál partido se queda?

PF: Me acuerdo mucho de la final que perdimos contra el CSKA de Moscú en el año 1969 en Barcelona (103-99). Primero porque tuvimos a todos los catalanes en contra a y favor de los rusos, y en segundo lugar porque lo perdimos por un fallo de una canasta clara que tenía nuestro jugador. Pero fue un grandísimo partido.

AF: ¿Cómo le gustaría que le recordasen?

PF: Como lo estoy actualmente. Un entrenador que se ha hecho así mismo, que ha luchado mucho por ser quien soy y una persona que estoy muy agradecida  al baloncesto porque me ha dado muchísimo y tengo el orgullo y el placer de haberle devuelto muchísimo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies