InicioEntrevistaPablo Ruz: “Casado enaborla la bandera de la esperanza del PP”

Pablo Ruz: “Casado enaborla la bandera de la esperanza del PP”

Entrevista a Pablo Ruz, Presidente del Partido Popular en Elche

El dirigente ilicitano está entusiasmado con “la revolución de las ideas” que promueve el palentino y ve en su figura una gran oportunidad para revitalizar a su partido.

Pablo Ruz (15-09-1983, Elche) es el Presidente del Partido Popular en Elche, cargo al  que llegó con 33 años. Ruz está ilusionado con la “revolución de las ideas” de la candidatura de Pablo Casado a presidir el PP, Además, fue el primer y firme defensor de Casado en la provincia de Alicante y Comunidad Valenciana. Reivindica un gran Auditorio Cultural para Elche y no se aferra a la política porque es “feliz” siendo profesor.

Alejandro Ferrer: Desde el anuncio de las candidaturas a las primarias del PP, usted fue el referente más notorio a nivel provincial y autonómico que se decantó por Pablo Casado.

Pablo Ruz: Nosotros decidimos a apoyar a Pablo Casado por tres motivos: El primero es por su discurso. Las ideas que fundamenta las comparto al 100%, la única esperanza para el futuro del partido es rearmarnos ideológicamente, recuperar los valores de siempre, quizá ahora lo novedoso sea recuperar lo que nos hizo ser lo que somos. En segundo lugar, sus vínculos con la ciudad de Elche hacen pensar que un futuro tanto si es presidente del PP como del Gobierno para Elche sea un situación inédita e histórica y en tercer lugar porque somos amigos (risas), aunque sobre todo por lo primero que es lo que más me ilusiona.

AF: Curiosamente parece que el 5 de julio es una noche de felicidad para usted. En 2017 con las primarias de Elche y en este año con el gran resultado de Casado en la primera vuelta.

PR: Pues sí. Ha sido muy paradójico que justamente un año después de nuestra asamblea local, se haya producido esta primera fase. De todas maneras, tenía la  corazonada de  que esto iba a salir tal cual se produjo, con una segunda fase entre Pablo y Soraya.

AF: Hemos visto que la candidatura de Casado es la que prácticamente  hace referencia a la batalla ideológica y pretende recuperar valores históricos del PP mientras que otras son más continuistas. Un buen ejemplo son los apoyos en los últimos días de referentes históricos como María San Gil y Manuel Pizarro.

PR: Es la revolución de las ideas. En este mundo tan convulso, lo que necesita una organización que quiera plantar cara democráticamente a lo políticamente correcto, a la supremacía mediática de la izquierda es apostar y apelar a la revolución de las ideas, que es recuperar postulados del PP de siempre como la bajada de impuestos, defensa de las víctimas del terrorismo, unidad nacional, el derecho a la vida…eso a día de hoy hemos llegado a un situación que es revolucionario y esa es la bandera que enarbola Pablo.

AF: ¿Por eso el discurso de Casado tiene más fuerza porque promueve una defensa de las ideas sin complejos y apela a la gente desencantada?

PR: Más que sin complejos, con rotundidad. Ha llegado el momento de ser un partido convencido de lo que somos, con unos ideales claros y esta es nuestra última oportunidad. Podemos volver a recuperar  gran parte los votantes perdidos, pero es esta vez o ya no será nunca porque tenemos otros partidos tanto por el centro como por la derecha. La oportunidad ahora se llama Pablo Casado.

AF: A su juicio, ¿qué valores se han perdido?

PR: No creo que se haya perdido tanto. Lo dice mucho Isabel Bonig, a veces de tanto gestionar nos hemos olvidado de hacer política. Nos hemos olvidado del alma del partido y es verdad que en un partido político tan grande  como el PP en el que caben tantas sensibilidades, todos tenemos que caber en cinco puntos principales. Como dice Pablo tenemos que estar orgullosos del PP de Fraga, del de Aznar y del de Rajoy. No puedes renegar de lo que has sido.

AF: ¿Qué piensa  acerca de que haya sectores del PP que renieguen de Aznar?

PR: Yo no creo que haya sectores que renieguen del PP de Aznar. De todas formas, les diría que lo que tienen que hacer es sentirse orgullosos de cada uno de los presidentes y realidades del partido que hemos ido construyendo. En definitiva, yo no creo que se reniegue del pasado, pero sí algunas veces nos faltado reivindicarnos. En España nadie duda de que el mejor partido que sabe gestionar es el PP.

AF: ¿Está de acuerdo que afines a Pablo Casado lo definan  como “la última esperanza” PP?

PR: No sé si será la última, pero a día de hoy es la esperanza del partido.

AF: ¿Y Soraya Sáenz de Santamaría qué es?

PR: Es una gran política ha sido una extraordinaria vicepresidenta de gobierno y lógicamente Soraya tiene que tener un futuro en el partido.

AF: ¿Integrados los dos en una futurible presidencia de Casado?

PR: Desconozco los planes de Pablo. Él ha anunciado que va a ir hasta el fin, lo que espero es que el día 21 de julio salgamos reforzados de este proceso y quien sea el ganador o ganadora integren el partido a todos los que no han apostado por su candidatura como hicimos nosotros en Elche.

AF: Desde la candidatura de Pablo Casado se dice que tienen prácticamente garantizados 2.000 compromisarios con los apoyos en gran medida de Cospedal. ¿Hay una batalla real para la segunda vuelta o ya está decidido?

PR: La verdad es que no. Yo me limito a ser responsable y consciente de mi voto en libertad y de manera secreta. Yo en ningún momento como presidente del partido he dado la orden de hacer bloques ni decir lo que tiene que votar en Elche. Y al nivel compromisario (en Elche son 12)  lo mismo, tiene que ser un voto libre y secreto. Sin embargo, sí que afirmo que es el congreso más impredecible y más ilusionante de la historia del partido.

AF: También hay quienes defienden que haya una candidatura unitaria de cara al congreso..

PR: Me reitero en que un partido de fútbol termina en el minuto 90 o incluso en la prórroga. Aquí el árbitro fuimos las bases y los compromisarios en febrero de 2017. Pusimos unas  reglas que  determinan  que vamos a una segunda vuelta.

AF: ¿Piensa que le puede pasar factura a Casado el discurso de que gobierne la lista más votada si logra ganar en la segunda vuelta con el apoyo de las candidaturas que no han pasado el corte?

PR: Pablo ha conseguido este resultado pese a muchas cosas. Sin tener una organización territorial, sin tener el apoyo explicito de ningún representante territorial de peso. Si pese a esto, la diferencia ha sido de un  3 %, hablar de pactos de perdedores es de irrealidades. A día de hoy hay un 63% que considera que hay conformar una alternativa y me remito a seguir las reglas que nos dimos en 2017. ¿Lo que antes valía, ahora no vale? Eso no es coherencia. Hay que apostar por la integración, pero cuando acabe el congreso.

AF: Hablando de Elche, su ciudad ha sido un fortín para Casado (80% de los votos y entre las cinco ciudades de España con más apoyo) y esto también se traduce en un respaldo a la gestión de Pablo Ruz, ¿no?

PR: El resultado no me avala a mí, sino al proceso renovador que emprendió el PP hace justo un año en Elche. Un partido político es un medio y nuestro fin es llegar a la alcaldía de Elche para conformar una alternativa ilusionante al desastre del tripartito..

AF: Siempre ha defendido que Alicante es la capital administrativa y el Elche la económica y cultural, ¿no?

PR: Sí. Alicante es la capital institucional y por supuesto lealtad absoluta a esta ciudad hermana con la que muchos años hemos estado de espaldas, pero creo que llegado el momento de reivindicar Elche como una capital empresarial y cultural, y todo esto pasa fundamentalmente por la construcción de un espacio coherente que no es otro que un Centro de Congresos-Auditorio en Candalix.

AF: ¿Cuál es el balance del tripartito en Elche porque parece que ha habido menos ruido que el de Alicante?

PR: Al lado del desastre mediático de Alicante, el de Elche ha sido más moderado en la imagen, pero en cuanto a la gestión nula. La ciudad, los barrios y las pedanías están abandonados. El tripartido no ha hecho nada, solo meternos en problemas y a nivel interno el pacto PSOE-Compromís está roto

“Esperamos que la próxima lesgislatura sea la del incio de la tercera transformación de Elche”

AF: ¿Cómo será recordada esta legislatura?

PR: La legislatura 2015-19 pasará a la historia como la peor legislatura de la democracia en Elche. La legislatura de “la nada” y  Carlos González como el peor alcalde de la ciudad en los últimos 50 años. Esperamos que la próxima legislatura sea la del inicio de la tercera transformación de Elche.

AF: Pero para eso tiene que superar varios frentes. Por un lado el tripartito y por el otro la hemorragia de la fuga de votos a Ciudadanos.

PR: La segunda esperemos que quede saldada con el Congreso Nacional del partido, creo que sí y se va a convertir en una cicatrización que permitirá recuperar votantes que se han marchado. Y la hemorragia del tripartito la generan ellos solos. Y cuyo mayor “logro” ha sido triplicar la partida de publicidad, hay que reconocer que en la venta de humo son magistrales. Lo que han hecho bien y habría que continuar con esta medida es la Oficina de la Vivienda paralizando desahucios.

AF: ¿Cuál es su mayor objetivo si llega ser alcalde?

PR: Todo esto pasa por un nuevo plan general ambicioso. Se centrará en tres principios fundamentale: Persona-Elche Capital y Cultural-Elche Capital y  Empresarial.

AF: Como hombre ambicioso que es, su mayor reto ahora es ser alcalde de Elche. Pero si Casado logra ser presidente del PP e incluso del Gobierno, barajaría con más fuerza dar el salto a la esfera nacional?

PR: No me lo planteo ni en lo más remoto de mi visión. Yo solo quiero ser alcalde de Elche y estoy a una con nuestro militantes, con el presidente provincial, con la presidenta regional y con Pablo o Soraya.

AF: Por último, ¿cómo se ve en 5-10 años?

PR: Yo no tengo una bola de cristal (risas), pero espero ser siempre el mismo con mis virtudes y mis defectos. Aprendiendo de los errores, pero siempre creyendo en la necesidad de la unidad que es algo que he visto en mi casa y  con mis padres. Y el día en el que los afiliados y votantes decidan que me tengo que ir, me iré, pero a mí no me echará nadie.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies