InicioComunitat ValencianaLos usuarios del tranvía de la L4 padecen a diario un servicio “tercermundista”

Los usuarios del tranvía de la L4 padecen a diario un servicio “tercermundista”

Los viajeros soportan temperaturas en el interior de 40 grados al no funcionar el aire acondicionado y en horas punta padecen además una terrible masificación

Es difícil de explicar pero una de las líneas del TRAM de mayor afluencia de viajeros, y aún más ahora que ha llegado el verano, parece absolutamente abandonada por los responsables de Ferrocarrils de la Generalitat (FGV). La Línea 4, que une Alicante con la zona de la Playa de San Juan, presenta deficiencias que afectan gravemente a los viajeros. Los convoyes transitan sin aire acondicionado y en su interior se alcanzan hasta los 40 grados. Esto ha provocado las quejas de usuarios que han llegado a sufrir golpes de calor. Además, la dirección del TRAM no habilita coches dobles por lo que el servicio presenta horas en las que se viaja casi hacinados. superando el aforo con creces. Las frecuencias de paso son, además, muy altas.

Abrasados y enlatados, en el TRAM

Usuarios de la Línea 4 del tranvía, que une Alicante y la Playa de San Juan sufren retrasos, hacinamiento y trenes sin aire acondicionado a 40 grados

“El servicio es absolutamente tercermundista”, de esta manera tan gráfica definen a MÁSAlicante varios usuarios de la Línea 4 del TRAM de Alicante el servicio que presta Ferrocarrils de la Generalitat (FGV) en el trayecto metropolitano que une Alicante y la Playa de San Juan, una de las líneas con mayor afluencia de viajeros de toda la Comunitat Valenciana.

No les falta razón en sus quejas a estos sufridos usuarios. A las demoras en la frecuencia de paso de los tranvías, una de las más prolongadas de todas las líneas de FGV estableciéndose un tren cada media hora, se unen unas deficiencias difícilmente asimilables en pleno siglo XXI y más todavía cuando se presume constantemente de que se presta un servicio moderno y eficaz.

Nada más lejos de la realidad. Los usuarios padecen, desde que ha llegado el calor, temperaturas elevadísimas en el interior de los coches ya que de forma incomprensible no se hace uso del aire acondicionado. Ocurre en todos los trenes y a todas horas y el personal de FGV ofrece la excusa de “una avería”. Pero la realidad es que no existe tal avería porque es permanente la ausencia de refrigeración en todos los convoyes de la línea 4 para desesperación de los viajeros.

Se han registrado muchas reclamaciones e incluso indisposiciones de usuarios de mayor edad, más expuestos a las consecuencias de las altas temperaturas.

Al calor hay que unir la masificación del servicio. La L4 es una de las líneas más reclamadas por los usuarios, no obstante une la capital con la zona de playas más queridas por alicantinos y turistas: Playa de San Juan, Cabo de las Huertas o Playa de la Albufereta. Barrios que desde junio y hasta septiembre triplican su población.

Pese a ello, de manera también incomprensible, desde Ferrocarrils de la Generalitat han decidido no incrementar el número de plazas habilitando un segundo tren, recurso que se emplea con frecuencia en otras líneas. Por este motivo, el tranvía discurre en numerosas ocasiones sobrepasando con creces su aforo, situación que provoca aún más el calor y la asfixia de sus usuarios.

Las quejas parecen caer en caso roto. Fuentes de Ferrocarrils de la Generalitat han reconocido a MÁSAlicante que “de vez en cuando se estropea el aire acondicionado, lo que provoca la molestia de los viajeros”, pero no han aportado solución alguna ni tampoco un plan de actuación para evitar la masificación de una de las líneas más demandas de Alicante y de la Comunitat.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies