InicioPolíticaBarcala, lanzado hasta las urnas con el ahorro de millones en impuestos y grandes proyectos

Barcala, lanzado hasta las urnas con el ahorro de millones en impuestos y grandes proyectos

El PP logra  un ahorro de 4,5 millones de euros para los alicantinos gracias a la rebaja en un 5% del IBI

El Partido Popular de Alicante ha conseguido sacar adelante su “medida estrella” en estos seis meses de mandato como es la bajada del IBI  en un 5%. Este logro supondrá un importante beneficio para las familias alicantinas, ya que se ahorrarán 4,5 millones de euros. Además, el gobierno de Luis Barcala ha aprobado un aumento de las bonificaciones y reducción de impuestos en las ordenanzas fiscales del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM), el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) y el Impuesto de Construcciones y Obras (ICIO) de las que se beneficiarán todos los alicantinos. Sin embargo, la labor del gobierno popular no se ha quedado ahí y Barcala también ha salido victorioso en su compromiso de ejecutar los proyectos que estaban redactados y paralizados con el tripartito. De esta forma, los populares consiguen una inversión de 12 millones de euros con la que se va a  “reactivar la actividad municipal de la ciudad”. Estos éxitos se han sacado con el esfuerzo de todo el equipo de gobierno municipal donde especialmente ha sido destacable el papel del concejal de Hacienda, Carlos Castillo. Pero con la voluntad del Partido Popular y la aritmética no era suficiente, esta amplia batería de bajada de impuestos y las inversiones han salido adelante gracias a un gran consenso y diálogo entre los diferentes grupos políticos y los concejales no adscritos del Ayuntamiento de Alicante. Esto se ha visto claramente con los apoyos que han encontrado los populares en sus diferentes iniciativas.

Desgranando la bajada de impuestos, empezamos con la mencionada reducción del Impuesto de Bienes (IBI) en un 5%. Es la gran medida del ejecutivo de Luis Barcala que dejará un gran beneficio en los bolsillos de los alicantinos porque se ahorrarán 4,5 millones de euros. Esta iniciativa ha salido adelante con los votos favorables del PP, Ciudadanos y los ediles no adscritos Fernando Sepulcre y Nerea Belmonte. Por su parte, PSOE y Compromís votaron en contra  y Guanyar se abstuvo. Sin embargo, sí hubo unanimidad en eliminar el pago de intereses en los pagos fraccionados no domiciliados.

Amplias bonificaciones

Adentrándonos en esta bajada del IBI, vemos una serie de bonificaciones. La más destacable va dirigida a las familias numerosas, ya que sólo pagarán el 10% del IBI tras recibir unas bonificaciones del 90%. La segunda medida más señalable se ha aprobado de nuevo por unanimidad y  afecta a la gente más joven. Se ha dado luz verde a una bonificación del 50% para los compradores de viviendas de protección oficial durante los tres primeros años y  del 25% en los dos siguientes. La principal novedad está en que si  se tiene 35 años o menos, la bonificación se ampliaría al 50% en esos dos últimos años. Además, también se le ha querido hacer un guiño a las viviendas con ahorro energético y se ha obtenido  un apoyo unánime para bonificar con un 50% la instalación de sistemas de aprovechamiento térmico o eléctrico de la energía proveniente del sol, con un máximo de 300 euros por inmueble y año, y hasta tres años. El último descuento en materia del IBI lo encontramos en los inmuebles donde se desarrollen actividades económicas declaradas de interés o utilidad municipal. Se ha acordado en bonificar con un 95% el primer año, hasta un máximo de cinco años, a aquellas empresas que, en particular, inicien su actividad en Alicante y promuevan el empleo indefinido con un mínimo de 10 trabajadores. El segundo año la bonificación será de un 50% y el tercero del 30%.

La  principal novedad del IBI  es la bonificación del 50% en los dos últimos años a los compradores de viviendas de protección oficial de 35 años o menos.

En el Impuesto de Actividades Económicas también hay importantes bonificaciones. Lo primero que destacamos es que las modificaciones que se han realizado han sido más respaldadas que las del IBI. Solo Guanyar votó en contra. El resto de grupos políticos apoyaron una nueva bonificación de entre el 3% y el 45% a aquellas empresas que contraten a personal de forma indefinida, dependiendo del aumento de la plantilla, así como de la duración del contrato. Esta bonificación será mayor si el personal contratado pertenece a colectivos especialmente desprotegidos. Además, habrá una bonificación máxima del 95% durante no más de cinco periodos impositivos para las  actividades económicas, sociales, culturales, histórico-artísticas o de fomento del empleo que sean declaradas de especial interés o utilidad municipal. Por último, las empresas que se implanten por primera vez en el término municipal de Alicante tendrán un descuento del 50% en la cuota tributaria por un máximo de tres períodos impositivos.

La reducción fiscal también ha llegado al Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM). Se ha realizado con el objetivo de potenciar la compra de vehículos híbridos y eléctricos. Esta propuesta ha sido posible con los votos favorables del PP, PSOE. C’s y Fernando Sepulcre y la abstenciones de Guanyar y Compromís. Desgranando la medida, los turismos de nueva matriculación eléctricos y aquellos que no superen la tasa de 160 gramos por kilómetro de emisión de CO2, podrán beneficiarse de bonificaciones de entre el 15% y el 75% durante tres años, dependiendo de su calificación energética.

En las siguientes  materias ha habido un gran consenso entre el Partido Popular, el Partido Socialista y Ciudadanos. En cuanto a los vehículos históricos, habrá el doble de bonificación porque se pasará del 50% actual al 100%. Para ello, se han incluido una serie de condicionantes propuestos por el PSOE como “la obligación de estar inscritos en una asociación oficial de vehículos históricos, contar con el seguro específico, que no se utilicen para fines con ánimo de lucro y que tengan la ITV en vigor”. Además, se ha producido un gran entendimiento entre el PP y C’s en las cuotas de IVTM. El gobierno de Barcala ha conseguido que se aplique su propuesta en turismos y autobuses y la formación naranja ha logrado una reducción  en los camiones, remolques y semirremolques arrastrados por vehículos.

Finalmente, la última batería de bonificaciones se da en el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras. Se implantará una reducción del 95% a aquellas construcciones, instalaciones u obras de especial interés o utilidad municipal por su carácter social, cultural, histórico-artístico o de fomento del empleo. Además, se vuelve a premiar a las empresas que se implanten por primera vez en Alicante bonificándolas con un 75% por realizar obras para ejercer su actividad. Del mismo modo, se aplicarán bonificaciones del 75% al 95% si las obras se hacen en suelo industrial. En lo referido a las  Viviendas de Protección Oficial o de nueva construcción pública, los afectados se podrán beneficiar con un descuento del 50%. Se instaurará esa misma rebaja en las construcciones, instalaciones u obras que incorporen sistemas de aprovechamiento término o eléctrico de la energía solar (no obligatorias en la normativa de la construcción). Por último,  se asignará un 65% de rebaja a las construcciones, instalaciones u obras de accesibilidad y habitalidad en edificios donde residan habitualmente personas con discapacidad.

Barcala y Castillo, pletóricos

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, se mostró triunfante tras lograr esa bajada de impuestos. “Hemos cumplido con el compromiso que nuestro partido (el PP) llevaba  en su programa electoral”. Además, resaltó la importancia del logro: “Hoy nos jugábamos mucho y si no hubiera salido la reforma fiscal el tripartito le hubiese dado carpetazo a la legislatura”. El regidor popular ensalzó la gestión de su equipo de gobierno: “Somos solo 8 concejales, pero con valentía trabajamos como si fuésemos muchos más” y auguró un fantástico futuro para sus ciudadanos: “Hoy es un gran día para los alicantinos”.

Por su parte, Carlos Castillo ,el concejal de Hacienda, ha defendido la bajada de impuestos porque “este Ayuntamiento tiene un excedente de recaudación y es mejor que esté en el bolsillo de los ciudadanos”. El edil destacó la gran capacidad de los populares para llegar a acuerdos sobre asuntos importantes con el resto de fuerzas: “Somos capaces de dialogar y encontrar puntos de consenso porque aún habiendo notables diferencias, hemos podido concretar una reforma de los tributos locales que va a beneficiar al conjunto de los ciudadanos de Alicante”. Del  mismo modo, Castillo esgrimió las ventajas de estas medidas para los alicantinos: “Hemos sacado adelante importantes bonificaciones en todos los impuestos municipales (IBI, IAE, ICIO y IVTM) que van a beneficiar a familias numerosas, permitirán promover la creación de empleo estable, nuevas inversiones en la ciudad y el desarrollo de obras para facilitar la accesibilidad de personas con discapacidad o movilidad reducida, así como la implantación de nuevos sistemas de aprovechamiento térmico y energía solar”. Por último, el concejal hizo especial hincapié en el impuesto de los vehículos: “Hemos aprobado conceder las máximas bonificaciones posibles para promover la adquisición de vehículos eléctricos o híbridos”.

“Somos 8 concejales, pero con valentía trabajamos como si fuésemos muchos más. Hoy es un gran día, los alicantinos ganan con nuestras medidas ”

Inversión de 12 millones

Sin embargo, el éxito del gobierno de Luis Barcala no se ha quedado en la trascendental rebaja fiscal, los populares alicantinos han logrado su segundo gran propósito: inversiones por más 12 millones de euros en los diferentes barrios de la ciudad de Alicante.  Esta iniciativa se ha sacado adelante, al igual que la bajada de impuestos, gracias al consenso y entendimiento de las distintas fuerzas que conviven en el Ayuntamiento alicantino. El Pleno Extraordinario dio luz verde a este paquete de gasto social con los votos favorables del PP, Guanyar y los dos ediles no adscritos, y con las abstenciones de PSOE, Ciudadanos y Compromís. De esta forma, fue posible la aprobación  del tercer expediente de modificación de créditos por un importe total de 13.931.282,95 euros, de los cuales,  más de 12 van destinados  a inversiones que estaban pendientes y que han sido demandadas por los alicantinos.

Desgranando esta política expansiva, nos paramos en los presupuestos participativos. Estos  son los proyectos solicitados por las Juntas de Distrito para la reparación y el mantenimiento de calzadas, aceras, señalización vertical y horizontal, mejora de la accesibilidad en las vías públicas, renovación y adecuación de juegos infantiles y mobiliario urbano y obras en colegios públicos, entre otros.  Pues bien, gracias a la  aprobación de esta modificación de crédito se podrán ejecutar inversiones por valor de casi 600.000 euros.

En segundo lugar, el expediente de modificación de crédito incluye 4 millones de euros, procedentes del remanente de Tesorería tras la amortización de los créditos del Plan de Ajuste, para la ejecución de inversiones sostenibles, como “el acondicionamiento del entorno de la Isleta de la Albufereta, las obras de mejora de eficiencia energética del alumbrado de la Zona EDUSI 3 Fase, nuevas infraestructuras ciclistas, rehabilitación de zonas deportivas y la adquisición de vehículos para la Policía Local”, entre otros proyectos.

Por otro lado, las inversiones prioritarias en la ciudad tienen especial importancia. Por lo tanto, se destinarán otros 8 millones a proyectos  como “la urbanización de la Plaza Ciudad de la Justicia, la recuperación arquitectónica del Castillo de San Fernando, la urbanización de la parcela docente de la Cañada del Fenollar, la renovación del Parque de Lo Morant, la reforma de la Plaza de la Viña”.

Por último, este paquete de inversiones aborda otros temas de calado. Destacamos los  más relevantes:   aumentar en 178.759,19 euros la partida destinada a ayudas para la inclusión social,  499.451,26 procedentes de los fondos FEDER de la Comunidad Valenciana conforman una inversión de 1.208.672,04 euros, 923.000 euros para suministros de energía eléctrica, agua para parques y jardines, mantenimiento y reparación de equipos en dependencias e instalaciones deportivas y, en especial, para atender el pago de una factura de noviembre de 2017 por suministro eléctrico.

Finalmente, al igual que con la rebaja fiscal, Luis Barcala se ha mostrado pletórico con su paquete de inversiones y se notó que tenía una especial fijación en ejecutar proyectos pendientes:  “No vamos a dejar que se pierda ni un minuto invertido por este Ayuntamiento y no podríamos aceptar un nivel de ejecución tan bajo como el de 2017 con un gobierno Tripartito y del PSOE que apenas llegó a un 19% del presupuesto”. Por último, Barcala dejó un mensaje claro tras sus dos grandes logros: “Ganan los alicantinos”

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies