InicioComarcaAlicante vibra con el virtuosismo de Carlos Santana

Alicante vibra con el virtuosismo de Carlos Santana

El guitarrista mexicano y su banda brindan a más de 5.000 espectadores un sensacional concierto cargado de emotividad, espiritualidad  y sorpresas

Carlos Santana tuvo un pletórico debut en su gira europea “Divination 2018” y lo hizo en Alicante. El mítico guitarrista mexicano regaló durante dos horas un sensacional concierto a los más de 5.000 asistentes que llenaban  la Plaza de Toros de Alicante.

La actuación arrancó con una puesta en escena hippie en el que Carlos Santana rememoró imágenes del legendario festival de Woodstock de 1969. Acto seguido, fue el turno de la percusión africana con temas como Evil Ways y  A Love Supreme.  Sin embargo, el concierto empezó a coger temperatura con los primeros compases de la mítica canción Black Magic Woman en el que se comenzó a escuchar los aplausos más fervorosos. Pero el punto más álgido estaba por llegar y se encontró con los movidos temas Oye como va y Samba para  ti. Ahí el público escenificó sus ganas de “mover el esqueleto” y no paró de bailar y de cantar.

El guitarrista mexicano mostró todo su repertorio que arrancó con la movida música afrolatina hasta llegar a grandes clásicos del rock. Además, contó con la brillante colaboración de Javier Vargas y finalmente demostró que a sus 71 años tiene cuerda para rato.

Además, en la actuación hubo espacio para que Santana tocara acordes de exitosas canciones de  Elvis Presley, Rolling Stones, George Harrinson y The Police, entre otros.

Guiños espiritualista e intervenciones de calidad

La velada también tuvo su carga de emotividad. Por una parte, Carlos Santana invitó a  Javier Vargas a que subiera al escenario. El líder de Vargas Blue Bland formó una gran combinación con el guitarrista mexicano y ambos tocaron emblemáticos temas como Corazón Espinado, Mona Lisa o María, María. Por otra parte, el virtuoso de Jalisco tuvo un bonito detalle y dedicó el concierto a tres amigos guitarristas: “De todo corazón, dedicamos nuestra energía a Django Reinhardt (jazz), Manitas de Plata y Paco de Lucía (flamenco)”. Además, también tuvo un grato gesto con “todos los gitanos y gitanas porque hacen lo que hacen con pura sangre, pasión, dulzura y luz”.

Además, los asistentes fueron testigos de la complicidad y sintonía de Santana con sus compañeros de escenario. El líder mexicano dejó que los integrantes de su banda tuvieran su momento de lucimiento y especialmente destacable fue el protagonizado por Cindy Blackman. Lo espectadores enloquecieron con el magistral solo de la batería del grupo y mujer del artista. Tras acabar la actuación de su esposa, Santana tuvo unas palabras graciosas y “desafiantes” (irónicamente) para el público: “Tu mujer no podría hacerlo, la mía sí”.

Por último, el ansiado alegato a la espiritualidad por parte del músico méxicano llegaría casi al final. Mostró su rechazo a los “cínicos y arrogantes” y expresó la necesidad de “rezar  y meditar” para ayudar a la mejora del mundo.“Les invitamos a que gocen de una deliciosa locura”, pedía a todos los presentes.

Finalmente y con su concierto en Alicante, Carlos Santana demostró que a sus 71 años se encuentra en un estado pleno de energía física y que le queda “mucha cuerda” para hacer vibrar a todo el mundo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies