InicioPolíticaAlicante inicia el curso escolar con 400 alumnos en barracones ante la falta de respuesta de Puig y Marzà

Alicante inicia el curso escolar con 400 alumnos en barracones ante la falta de respuesta de Puig y Marzà

Alicante inició el curso escolar el pasado viernes, 7 de septiembre, un día antes que el resto de alumnos de la Comunidad Valenciana, para poder tener el día 20 de junio  festivo en fiestas de Hogueras, con 400 alumnos en barracones. La imagen más plausible a este respecto fue la de los alumnos del colegio La Almadraba, que iniciaban las clases con un segundo piso de aulas prefabricadas, a modo de colonia, que evidencia las carencias que está demostrando el gobierno valenciano de PSOE y Compromís y de su Plan Edificant, en la construcción de nuevos centros educativos, mientras se acumulan los barracones en algunos de ellos, una cuestión ampliamente criticada al PP por los partidos que ahora mandan en el Consell.

Los problemas en Alicante, además de los barracones, se extienden a otros centros. Como  los alumnos del colegio El Somni que finalmente podrán iniciar el próximo lunes sus clases en unas instalaciones más dignas, en el centro Doctor Esquerdo, propiedad de la Diputación, que ha cedido su uso temporal y ha asumido la realización de las obras de adaptación que se requerían hasta que la construcción del nuevo colegio de El Somni, en el PAU 2, sea una realidad.

Hasta uno de los centros educativos de la capital, el colegio de infantil y primaria (CEIP) El Palmeral, se desplazaron el presidente de la Generalitat, Ximo Puig y el conseller de Educación, Vicent Marzà,  además del alcalde, Luis Barcala, en este arranque anticipado. Puig y Marzà destacaron como logros de su política educativa el esfuerzo inversor que ha permitido que haya 6.000 profesores más y para que los alumnos tengan gratis sus libros de texto o la relevancia del Plan Edificant para mejorar los colegios y para acabar con las instalaciones «precarias» que su gobierno se encontró. Una imagen que, a pesar del esfuerzo del titular de Educación, contratastaba con la imagen de los dos pisos de barracones del colegio La Almadraba.

La comitiva fue recibida con silbidos por parte de un grupo de profesores interinos sin plaza que pedían la dimisión de Marzà y que esperaban a la comitiva del Govern Valencià con carteles y pancartas reclamando trabajo, ante la reasignación de plazas por la obligatoriedad de la acreditación del valencià por parte del profesorado y los multiples cambios y correcciones que han llevado a la Conselleria a aumentar el número de docentes a última hora y corriendo. De hecho muchos de ellos, se incorporaron  el mismo lunes y con la recomendación de apuntarse al paro para cobrar los días 1 y 2 del mes, ante los problemas de Educación para abonarlos.

El alcalde de Alicante reivindicó “más inversiones en infraestructuras para erradicar las aulas prefabricadas y que los proyectos de construcción de los nuevos centros educativos que necesita Alicante sea una realidad lo antes posible”.

En este sentido, Luis Barcala tendió la mano a la Generalitat para trabajar con “la máxima colaboración” y poder así subsanar todas las carencias que hay pendientes en materia educativa para que la ciudad tenga las infraestructuras que se merece.

El alcalde puso en valor el trabajo realizado desde le Ayuntamiento de Alicante a lo largo de este verano destacando que “se han realizado toda una serie de obras de acondicionamiento, mejora y rehabilitación en los colegios de la ciudad para que miles de alumnos puedan empezar el curso en mejores condiciones”.

El reto de Barcala es sacar adelante todas las inversiones pendientes insistiendo a la Conselleria de Educación para llevarlas a término.

Como ejemplo el primer edil citó determinadas zonas de Alicante donde se ha producido un crecimiento urbanístico y poblacional como el PAU 5 y la Playa de San Juan, donde es prioritario atender la creciente demanda.

ALICANTE SUMA ESTE CURSO SIETE BARRACONES MÁS HASTA LOS 20

Las aulas prefabricadas se encuentran instaladas en los colegios La Almadraba, La Cañada del Fenollar y los IES Jaume II y Cabo Huertas. Además, los alumnos del Somni han sido reubicados en el Dr. Esquerdo.

Este próximo curso escolar que se corresponde con el último año de la legislatura del Botànic, la ciudad de Alicante estrena siete barracones más para 200 alumnos, frente al compromiso del Consell de erradicar las prefabricadas al cumplir su mandato. Las nuevas aulas prefabricadas se suman a las ya existentes hasta alcanzar la cifra de 20, repartidas entre dos colegios y dos institutos, con un total de 400 alumnos afectados.

La saturación escolar de la zona de playas en Alicante se ha traducido finalmente en la instalación de un segundo piso de barracones en el colegio La Almadraba, centro de Primaria e Infantil que comparte a su vez edificio con un Instituto de Secundaria, el Radio Exterior; y en la también ubicación de dos aulas prefabricadas para el Instituto Cabo de las Huertas, en el mismo espacio donde hace ya diez años se eliminaron los barracones endémicos

Los padres de La Almadraba instan a Educación a cumplir con la obra prevista de convertir este antiguo instituto en un centro mixto de Infantil a Bachillerato.

Esta situación ha llevado a que 70 alumnos de la ESO y Bachillerato de la zona de playas hayan quedado sin palza, obligando a poner dos barracones en el IES Cabo Huerta. Además de en estos centros, siguen con aulas prefabricadas el Instituto Jaume II y las ocho del colegio de La Cañada del Fenollar que mantienen desde hace 13 años.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies